Sara Fernández 'Isabel'

Itatí Cantoral. Amable, generosa, siempre dispuesta a ayudar a los demás, de energía insaciable, muy creativa como artesana. Todo cambia cuando es acusada por el asesinato de Patricia Soler. 17 años de cárcel endurecen a Sara y la convierten en una mujer ávida de justicia, cuya intención es recobrar a sus hijos.

Al regresar de Estados Unidos, Sara obliga a Sebastián a casarse nuevamente con ella y llevarla a vivir a su casa. Se hace pasar por prima de Isabel (ella misma joven) y ganará la confianza de Camilo y de Lucía (sus hijos) para finalmente recuperarlos.

En el interín Sara descubre al verdadero asesino de Patricia, mientras lucha con el desprecio de todos los socios de la empresa y sus propios sentimientos de amor y de odio hacia Sebastián.